CIUDAD DE MENDOZA Cascada SAN ISIDRO - Las Heras - MENDOZA (2012) RETORNO A LA PATRIA del Gral SAN MARTÍN - Cajón del Manzano - Tunuyán - MENDOZA Casucha del Rey Puquios - Las Heras - MENDOZA Puente sobre el río Mendoza (al Co. Penitentes) - Las Heras - MENDOZA Luna sobre el Co. Arco - Las Heras - MENDOZA Ruinas de las Minas Jesuitas de Paramillos - Las Heras - MENDOZA Atardecer en Lagunas del Rosario - Desierto de Lavalle - MENDOZA Cerro Comición - Luján de Cuyo - MENDOZA Capilla Nuestra Señora de las Nieves, ladera Co. Banderita Sur - Puente del Inca - Las Heras - MENDOZA Camino a Manantiales - Tunuyán - MENDOZA Cascada en la Quebrada de los Berros - Luján de Cuyo - MENDOZA Estación GUIDO - Tren Trasandino - Las Heras - MENDOZA Altos Limpios - Lavalle - MENDOZA

LEYENDA DEL VIENTO ZONDA

HUELLAS-CUYANAS
VIENTO ZONDA
(procesión religiosa, Cavadito, LAVALLE - 30/10/16)
Al portar el nombre de un valle sanjuanino, el viento zonda es casi un patrimonio cuyano.

Las divinidades antropomorfas que intervienen en esta leyenda (Pachamama y Yastay), son de origen quechua y calchaquí, y tal vez rondan el relato, como testimonio de una herencia inca.

Antes de comenazar la historia, es bueno recordar que nuestros originarios, los huarpes, aunque practicaban la caza y la pesca, no eran especialmente diestros en el manejo de las armas.


Durante el siglo XV, se produjo la máxima expansión del imperio incaico, sobre el mayor y más austral de sus territorios: el Collasuyo.

HUELLAS-CUYANAS
Expansión del Imperio Inca en Argentina
En su avance, sometieron a los pueblos originarios que poblaban las tierras conquistadas, entre los que se encontraban, nuestros Huarpes.


La mayoría de estos pueblos con el pasar de los años, adoptaron muchos de sus hábitos, ritos y costumbres.




El Viento Zonda

Leyenda originaria

Adaptación Enrique Guerrero.


Cuentan que en los inicios, los dioses gobernaban ríos, lagos, valles, quebradas y los picos más altos de los Andes.

Vinieron para establecer un orden y proteger la tierra, de los abusos y las agresiones del hombre.

HUELLAS-CUYANAS
Canto a la naturaleza
Paula Nicho Cumes, artista Maya.
Pachamama, diosa aymara, madre de los cerros y de los hombres, encargada de que los frutos maduren y se multiplique el ganado.

Yastay, guardián y protector ancestral calchaquí, dios tutelar de las aves y animales andinos.


El equilibrio establecido por estas divinidades originarias, hicieron del (1)Cuyum, un verdadero remanso de paz.

Si bien la naturaleza desértica era un desafío permanente, el territorio les brindaba a sus pobladores, todo lo que necesitaban para vivir: agua, caza, pesca, recolección de frutos, raíces y huevos, y semillas para cultivar. 

HUELLAS-CUYANAS
LAS CANASTERAS
FIDEL ROIG MATONS (óleo de composición)
(2)Chalu, como se hacía llamar un joven huarpe, pasaba largas horas practicando con el arco y las flechas.

Había desarrollado una destreza tal con esta arma, que cada vez que sus manos tensaban la cuerda del arco, el pulso y la vista se combinaban con tal perfección, que una vez disparado el proyectil, hacía centro.

Y así derribaba cóndores, ñandúes, liebres, guanacos y cuánto animal se le cruzaba en el sendero, sólo para despertar la admiración de quienes lo veían, o simplemente por diversión.

HUELLAS-CUYANAS
Oni (en huarpe: guanaco)
Una mañana, cuando se disponía a dispararle a un guanaco que lo observaba desde el pedemonte, vio absorto como la imagen del animal se desvaneció en el aire.

En su lugar se cristalizó, la figura de un pequeño hombre irritado.

Tenía la barba blanca, desprolija y abundante; vestía poncho y calzaba grandes ojotas, de su cuello colgaba una quena y en sus manos sostenía con firmeza un largo bastón.

Era Yastay, el dios guardián y protector de la fauna, que corría en auxilio de sus criaturas.

HUELLAS-CUYANAS
PACHAMAMA
de Mamani Mamani (tiza pastel).
Con voz fuerte y cortante, le advirtió que Pachamama y él, no iban a permitir que prosiga con la cruel matanza de animales, la que de continnuar, recibiría un gran castigo.

Chalu asintió en silencio a todo lo que ordenaba Yastay, manteniendo la cabeza gacha en señal de sumisión y respeto.

Durante algún tiempo cesaron los episodios sangrientos, hasta que una bella mañana de agosto, despertó envuelto en ira.

Tomo sus flechas y comenzó a matar todo tipo de animales y crías, sin la menor distinción de especie o tamaño.

De a poco el cielo comenzó a cubrirse con espesas nubes de polvo, que ocultaron la luz del sol, mientras un viento caliente azotaba la figura de Chalu, con embates furiosos.

La voz de Yastay retumbó con fuerza en los valles y quebradas, condenándolo a que vague sin tiempo, por todos los rincones de la Cordillera de Los Andes, convertido en lamento.

Inútiles fueron las súplicas de Chalu, que desapareció envuelto en un remolino ardiente y polvoriento, empujado por fuertes rachas de viento seco. ¡Había nacido el zonda!.

Desde ese entonces y todos los años, vuelve en los meses de agosto a visitar el Cuyum.

Su lamento recorre árboles, médanos, techos y calles, como un recuerdo permanente, de que el maltrato a Pachamama, la madre naturaleza, finalmente se volverá en contra nuestro.


HUELLAS-CUYANAS

Deseando que hayan disfrutado de esta antigua leyenda originaria, me despido con un abrazo cordial.



HUELLAS-CUYANAS

.
Otros temas que quizás te puedan interesar:

HUELLAS-CUYANAS

* Hunuc Huar: leyenda huarpe.



HUELLAS-CUYANAS

* Leyenda del Cerro Punta Negra.


HUELLAS-CUYANAS

* Laguna de La Niña Encantada.


HUELLAS-CUYANAS

* Chañares de la India Muerta.


HUELLAS-CUYANAS


Leyenda de Puente del Inca.

(1) Cuyum (Cuyo): tierra, arenal.

(2) chalu (huarpe): flecha.




Minas de talco LA MENDOCINA

HUELLASCUYANAS
Campamento minero abandonado.
(track proyectado sobre Google Earth)

SENDERISMO MINERO: MINAS DE TALCO LA MENDOCINA.
UBICACIÓN: Cordón de Bonilla, Uspallata - Las Heras (a 13,5 km por RP 13 y 4,8 km por el desvío).

COORDENADAS: Lat: 32°35'46.97"S -Long: 69°12'8.13"O
ALTURA:  2740 msnm
DIFICULTAD: Fácil
DISTANCIA IDA Y VUELTAPOR EL MISMO CAMINO: 4,8 km.

EQUIPO NECESARIO: Mochila pequeña, equipo de hidratación (no hay agua en todo el recorrido), comida de marcha (sanguches o frutas), zapatillas o botas de senderismo, ropa cómoda preferentemente sintética, cortaviento, gorro, protector solar, lentes ahumados con protección UV y máquina fotográfica (obligado).

HUELLAS-CUYANAS


Quebrada Santa Elena 


Tan pronto dejamos Uspallata, una vieja traza de camino consolidado que corre por la Quebrada Santa Elena, nos va introduciendo en la singular belleza del paisaje y sus soledades.

HUELLAS-CUYANAS
RP 13 - Uspallata - Las Heras.
Se trata de la RP 13, que en esta parte del recorrido puede ser transitada por todo tipo de vehículos, requiriendo más adelante, los clase todo terreno.

Su recorrido une la localidad de Uspallata, con el Bo. Municipal de Las Heras.

HUELLAS-CUYANAS
Cerros en las inmediaciones del Co 7 Colores.
El paisaje se torna fantástico y los contrastes resucitan geografías inéditas, en gran parte de la marcha.

Luego de andar 10 km, pasamos frente al Cerro 7 Colores, que con sus formas tan particulares, nos invita a adentrarnos en sus secretos.

Continuando 3,5 km por la ruta y hacia la izquierda, se abre una huella en buen estado, que conduce a las oficinas y talleres de las minas de talco (coordenadas de la entrada: S32 36.324 W69 14.458).

HUELLAS-CUYANAS
Camino de ingreso a LA MENDOCINA.
Imagen procesada con Google Earth

Los últimos 4,8 km que nos separan del campamento minero abandonado, transcurren sin salirse de la huella principal.



HUELLAS-CUYANAS

Minas de Talco

 LA MENDOCINA



HUELLAS-CUYANAS
LA MENDOCINA, asentamiento minero abandonado.
Cordenadas: S32 35.772 W69 12.131

Un extraño y fascinante encanto robado a lo inimaginable, renace con la naturaleza despreocupada y solitaria, que envuelve de misterio al pueblo fantasma.

Si bien las opciones son muchas, hay que darle preferencia a las más seguras, por razones obvias.

HUELLAS-CUYANAS
Casa abandonada en Minas de Talco La Mendocina.
La idea es realizar senderismo por los  alrededores de un campamento minero sin incursionar en las galerías de la mina, que por su alto estado de abandono, deterioro e inestabilidad, constituyen un claro peligro.

HUELLAS-CUYANAS
Sendero que va desde los talleres, pasa por las oficinas, finalizando en una mina a cielo abierto
(track proyectado sobre Google Earth)

HUELLAS-CUYANAS
Casa en cercanía a los talleres.
Comenzamos la marcha por el mismo callejón de ingreso.

Al desandar el camino, se comienza a percibir la ausencia del agua en todo el paraje.

Los colores  adquieren tonalidades muy suaves, sin grandes contrastes, por la gran cantidad de mineral esparcido y la falta de vegetación.

Es como si el paisaje todo, se hubiera acurrucado en un sueño mineral pretérito, del que ya no saldrá jamás.

HUELLAS-CUYANAS

Pequeñas casitas de pircas y adobe, van bordeando el camino, mientras la tierra desprovista de huellasapenas chirrea con los pasos.

HUELLAS-CUYANAS
Casitas de pircas y adobes.
Al transitar las calles, se percibe la simpleza, que sumía la vida de sus pocos pobladores.

No se puede dudar que la explotación tuvo su momento floreciente y cuando éste pasó, arrastró en su agonía, la vida rutinaria del campamento.

HUELLAS-CUYANAS
El camino continúa su historia.
A sólo 150 mts de la última casita, el callejón retoma su canto desértico y la geografía, experimenta un nuevo fracaso del sueño urbano.



HUELLAS-CUYANAS

HUELLAS-CUYANAS
Oficinas abandonadas en la quebrada.
Tras andar 1,5 km, llegamos a una serie de oficinas o barracas, abandonadas.

Las pesadas jornadas de pico, pala y derrumbes, pasaban sin que los mineros advirtieran, que silenciosamente el talco les iba minando la salud, al ocasionarles severas afecciones respiratorias.


HUELLAS-CUYANAS
Horno de barro frente a las oficinas.
Un horno de barro espera sin premura, la llegada del pan casero amasado en la batea de madera o unas empanaditas con  1aceitunas sajadas.

A las que seguramente le seguirá, un buen 2semillón, para darle respiro al cuerpo y al espíritu.
HUELLAS-CUYANAS
Camino a una mina abandonada a cielo abierto.

El camino continúa y siguiendo esta huella, se llega a una mina a cielo abierto y otras sorpresas que depara la marcha.


Al sur del campamento


La boca del antiguo yacimiento de talco, está en la ladera sur, frente al campamento principal y zona de talleres.

Quizás esta sea la zona donde más precauciones se deben observar, extremándolas, si la idea es la de realizar senderismo con niños, evitando dejarlos solos en todo momento.

HUELLAS-CUYANAS
Boca de la Mina, cerro sur del Campamento
Cabe aclarar que así como existe una minería altamente contaminante del agua, principalmente la de metales, también hay una que no contamina. 

Nuestra provincia posee muchos yacimientos de minerales industriales (baritina, calcita, caolín, talco, bentonita, etc.) que no producen ningún efecto contaminante sobre el agua.





HUELLAS-CUYANAS
Piquete o boca de ventilación de la mina.
Un piquete de ventilación en la ladera del cerro y cráteres producidos por derrumbes o colapsos en las galerías de la mina, constituyen una clara advertencia, de por qué deben extremarse los cuidados y evitar incursionar con poca luz o con niños, fuera del sendero.


HUELLAS-CUYANAS


¡EL agua no se toca!

Ley 7722


El 16 de diciembre de 2015, la Corte Suprema de Mendoza  ratificó la constitucionalidad de la ley que protege el agua, conocida como "ley del pueblo":

HUELLAS-CUYANAS
Artículo 1°: A los efectos de garantizar debidamente los recursos naturales con especial énfasis en la tutela del recurso hídrico, se prohíbe en el territorio de la Provincia de Mendoza, el uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos de cateo, prospección, exploración, explotación y/o industrialización de minerales metalíferos obtenidos a través de cualquier método extractivo.


Nuestra actividad senderista, nos permite recorrer asombrosos ámbitos de nuestra provincia, facilitándonos el encuentro con la naturaleza y todo tipo de proyectos, emprendidos por el hombre.

Y así, en el día a día, cada sendero y cada rincón de nuestro terruño, va dejando imborrables momentos, anécdotas y recuerdos de nuestro paso por ellos.

Muchos de esos parajes con el pasar de los años, se han ido convirtiendo en fantasmas históricos y leyendas geográficas, como éste y tantos otros.

HUELLAS-CUYANAS



Me despido con el cordial saludo y el deseo de unas Felices Fiestas y Prospero 2018.
                           Un fuerte abrazo:
                                              

Otros temas que quizás te puedan interesar:


HUELLAS-CUYANAS


* Ruinas de las Minas Jesuitas de Paramillos. HUELLAS-CUYANAS



* A Estación Guido, desde le Puente DC km 1138.3
HUELLAS-CUYANAS

* A estación Guido, desde la Invernada.
HUELLAS-CUYANAS

* La leyenda del Futre.


HUELLAS-CUYANAS

* El Fantasma del Carrizal (leyenda).


1 aceitunas sajadas: aceituna verde a la que se le practica cortes y se cura en agua hasta que pierde el sabor amargo.

2 semillón: vino varietal blanco, complejo, elegante y de agradable sabor.





Copyright © 2015 Huellas Cuyanas